Cuando comenzaron a popularizarse los libros digitales algunas personas se decepcionaron. Se llevaron una sorpresa al comprobar que poco tenían que ver con los impresos.

Al pensar o decir libro automáticamente nuestro cerebro piensa en un libro impreso. Algo lógico, ya que es lo que más conocemos y más vemos en nuestras casas, escuelas, etc.

Los libros digitales son diferentes de los impresos en cuanto a la forma que presentan y en cómo se leen.

El contenido, el texto, es el mismo, pero la tecnología para producir y consumir uno u otro tipo de contenido es diferente.

El soporte en el que se plasma el contenido limita el modo de leer la obra, de consumir sus contenidos.

Por ello, en esta entrada, queremos dejar constancia sobre algunos aspectos fundamentales a considerar sobre los libros digitales; consideraciones estas que deberían tenerse siempre en cuenta cuando se trata de edición digital.

Este contenido te será útil si eres autor y produces tus propios ebooks. Pero también te ayudará si contratas a un profesional para que realice el libro electrónico por ti.

¿Por qué? Porque así sabrás qué solicitarle y qué puedes esperar de un trabajo de edición digital.

5 aspectos fundamentales que debes saber sobre los libros digitales

Foto: Maria Stichert – Pixabay

 

Aspectos a considerar en los libros digitales

1. Hay dos tipos de libros digitales

— Diseño fluido o líquido: es un contenido adaptable, que fluye, que se redimensiona. El lector ajusta el contenido del libro a cualquier tipo de pantalla mediante el cambio de tipografía y su tamaño.

Los formatos más usados son EPUB y MOBI (de Amazon). Básicamente, son los libros digitales que contienen mayormente texto, como novelas, los ensayos, etc. Pueden ser enriquecidos con archivos multimedia.

Diseño fijo (fixed-layout): es prácticamente una reproducción del diseño de impresión. Se usa cuando el contenido entre texto y elementos gráficos es proporcional.

Los libros ilustrados infantiles, las novelas y los cómics son obras ideales para este tipo de ebooks.

Nos centraremos en el primer tipo de libro electrónico porque es el más usado y extendido.

 

2. Quién decide cómo se lee el libro

A diferencia del libro impreso o de uno digital fijo, el lector es soberano para leer libros digitales.

La batuta siempre la tiene él, porque es quien elige la forma en la que desea leer.

Es él quien elige el color de fondo del dispositivo o aplicación y los márgenes. También el tipo de letra con la que quiere leer el libro y el tamaño.

Incluso puede elegir el dispositivo donde leerlo. O comenzar la lectura de un libro en un aparato y continuarla en otro.

Esto es imposible en un libro impreso. En este caso es el editor quien decide el tamaño el libro, el tipo de papel y el ancho de los márgenes. También quien decide qué familia de fuentes usar y con qué tamaño.

En resumen: la forma del libro impreso la decide el editor, mientras que en los libros digitales es el lector. Y la forma determina en gran medida el modo de leer de ese contenido.

Aunque como productor del ebook (autor, editor…) te dé vértigo, por la pérdida de control, esto es así y mejor ser consciente de ello.

Conclusión: el control de la lectura de los libros digitales la tiene el lector.

 

3. Olvídate de replicar el diseño del libro impreso en el digital

Por lo expuesto en el punto anterior, no conviene pretender que un ebook quede igual que el libro impreso. Por algo muy simple: no será posible lograrlo.

Porque el ebook es líquido, de diseño adaptable (HTML) y el PDF es un formato fijo.

En tanto no se modifiquen los procesos editoriales actuales, primero se elabora el libro impreso y luego el digital.

Una vez revisado y corregido el contenido del libro se prepara el documento para su maquetación para libro impreso.

Luego, tras más revisiones el contenido estará listo para crear el libro digital. Y es aquí cuando la obra escapa de la página impresa; es en este punto cuando se transformará en HTML y no en PDF estático.

No existe el concepto de página en el libro digital líquido, ya que “la página” tendrá diferente tamaño según el dispositivo en el que se lea el ebook. Además, en su visionado influye el tipo de fuente, pero, sobre todo, el tamaño de la letra que el lector elija.

Siempre que la obra sea mayormente texto el formato del ebook debe ser EPUB o MOBI; no tiene sentido hacer un diseño fijo para una novela o un libro de no ficción sin muchas imágenes.

Además, pueden agregarse imágenes y archivos de audio y vídeo a ebooks líquidos.

5 aspectos fundamentales que debes saber sobre los libros digitales

Detalle ornamental, mínimo, replicado en el libro digital. Solo se utiliza en la portada del libro digital mientras que en el libro impreso hay ornamentos en cada apertura de capítulo. Ejemplo hecho con la plantilla prediseñada Clarissa.

 

4. No necesitas un dispositivo específico para leer libros electrónicos

La lectura de libros digitales puede hacerse en distintos soportes y aplicaciones. No es necesario comprar un dispositivo de una marca específica.

Los ebooks se pueden leer en un ordenador, teléfono inteligente, en una tableta y en un lector de tinta electrónica.

No importa la marca de estos aparatos tecnológicos porque los libros electrónicos también se leen en aplicaciones de lecturas.

Por ejemplo, las aplicaciones de lectura de Kindle, de Amazon, están disponible para distintos sistemas operativos.

De esto modo, pueden descargarse en cualquier ordenador con Windows o Macintosh; en cualquier teléfono con Apple, Android y Blackberry, y en tabletas con Samsung y Android.

Incluso se puede leer directamente cualquier EPUB en un navegador, como Internet Explorer.

Por otro lado, existen otros programas y aplicaciones para leer libros electrónicos en el móvil, la tableta y el ordenador.

 

5. Cuanto más sencillo sea el ebook mejor

A veces los autores quieren embellecer sus libros digitales con imágenes u ornamentos.

Este tipo de recursos no dan problemas en la lectura, siempre que se usen con mesura, sin abusar de ellos.

Por ejemplo, un detalle al inicio de un capítulo es elegante, no así replicarlo cada tantos párrafos.

La importancia de la sencillez del libro radica en que algunos lectores tienen celulares antiguos que no soportan el peso de un ebook con extras.

También hay que considerar que un lector de tinta electrónica (e-reader) de hace cinco años no responde con la misma prestancia que uno nuevo.

Por eso, cuanto más sencillo sea el ebook menos problemas presentará en su lectura; sobre todo en la adaptación a los diferentes dispositivos y aplicaciones de lectura.

Así, si un libro digital no ofrece dificultad para ser leído más satisfactoria será la experiencia de nuestros lectores.

5 aspectos fundamentales que debes saber sobre los libros digitales

Un libro digital es idóneo para contenido textuales, para libros con solo texto. En estos casos, la sencillez es primordial para que el ebook pueda leerse en cualquier dispositivo. Ejemplo hecho con la plantilla prediseñada Concepción.

 

Recuerda que el modo de visualización de un ebook depende en gran medida de la aplicación y del aparato.

Un mismo libro digital puede verse diferente en un móvil o celular, en una tableta y en un e-reader; incluso en smartphones de diferente tamaño y marca.