Este software de Adobe permite crear tres tipos de archivos, que son imprescindibles para aprovechar este programa. El archivo de InDesign más importante es el documento, ya que es la unidad mínima de trabajo de InDesign. El segundo fichero es un libro y el tercero una biblioteca.

Con InDesign se pueden crear estos tres tipos de archivos que nos ayudan a manipular distintos materiales. Cada uno tiene una función específica.

Estos archivos se crean desde Archivo > Nuevo. Allí veremos las tres opciones mencionadas que son documento, libro y biblioteca.

 

1. Archivo documento

Archivo de InDesign INDDEs el archivo de InDesign con la extensión .indd, donde la última d corresponde a document.

Es la unidad de trabajo principal de este software de Adobe. El document es el fichero de trabajo de InDesign, donde maquetamos y diseñamos una publicación.

En él se crean las páginas maestras, se colocan el texto, las imágenes y cualquier otro elemento gráfico.

Todas nuestras plantillas han sido creadas en archivos INDD. Sin embargo, en la carpeta que recibes tras la compra verás que hay archivos .idml (InDesign Markup Language).

Esta extensión permite que el archivo se pueda abrir en cualquier versión de InDesign, sin dar problemas de conversión o arrojar avisos de errores.

Archivo de InDesign IDMLGracias a los IDML nuestras plantillas se abren en cualquier versión de Adobe InDesign posterior a CS4. No importa si tienes la versión CS6, la 2015 o las 2017; en todas ellas podrás abrir nuestras plantillas.

El archivo IDML se abre sin nombre. Tras su apertura, solo hay que hacer Guardar como y elegir un nombre para el fichero y un lugar en el ordenador para alojarlo.

 

2.  Archivo libro

Archivo de InDesign INDBEs el archivo de InDesign con la extensión .indb, donde la b corresponde a book.

Un INDB es un tipo de archivo que ayuda a organizar los documentos. Es un compilador, un organizador o coleccionador de archivos .indd.

El archivo libro permite agrupar y compartir estilos, páginas maestras y otros elementos entre los documentos que se suman al libro.

También facilita la sincronización de los documentos y de los estilos, como la numeración consecutiva de páginas independientemente de la paginación que tengas los archivo.

El uso del archivo libro no es necesario para libros sencillos, de solo texto, o cortos. Sí es ideal para libros complejos, en el que cada documento se vuelve pesado debido a la cantidad de elementos gráficos. Por tanto, el libro divide la publicación en unidades más cómodas y livianas para trabajar.

 

3. Archivo biblioteca

Archivo de InDesign INDLEs el archivo de InDesign con la extensión .indl, donde la l corresponde a library. Y también es un archivo para coleccionar varias herramientas disponibles en InDesign.

Las bibliotecas de objetos permiten la organización de cuadros de texto, gráficos, imágenes e incluso texto que se usan con frecuencia.

Se pueden crear tantas bibliotecas como necesites para hacer tu trabajo. Y desde hace un tiempo puedes generar bibliotecas locales para guardarlas en tu ordenador o bibliotecas online.

Estas bibliotecas —llamadas bibliotecas CC, por Creative Cloud— se guardan en la nube de Adobe y están disponibles en línea. Para ver qué has guardado y para usar esta biblioteca tienes que ir Ventana > Biblioteca CC.

En la carpeta de nuestra plantilla César encontrarás una biblioteca local. En ella hay tres objetos, a los que se pueden sumar más.

Cada uno de estos objetos está formado por una imagen más un pie de foto. Así, creamos tres modelos de este objeto: uno horizontal, otro vertical y un último cuadrado. Puedes ver cómo quedan en un libro haciendo clic aquí y aquí.

 

Estos son los archivos que recibes tras la compra de nuestras plantillas. Allí puedes ver con claridad los distintos tipos de archivos.