Existen diferentes tipos de programas informáticos con los que podemos maquetar libros.

Por supuesto, Adobe InDesign es el software estrella y esto se debe a que ha copado el mercado desde hace unos veinte años.

Sin embargo, existen alternativas de pago y otra gratuita tan válidas como InDesign para componer libros y publicaciones.

Adobe InDesign

Para nosotros es el programa estrella para maquetar libros y por eso la mayoría de nuestras plantillas están confeccionadas en este programa.

No solo es apto para maquetar libros, sino también para dar forma a cualquier otro tipo de publicaciones, como diarios, revistas y catálogos.

Es un programa que ofrece todas las garantías y facilidades propias del diseño editorial. Además, es el más usado por los profesionales de la edición y el predilecto en los cursos para aprender a maquetar.

Su diseño ha evolucionado con el tiempo y mantiene similitud con otros programas de Adobe, como Photoshop e Illustrator.

Está disponible bajo suscripción a casi 25 € al mes (a finales de 2019); si se quiere acceder a los demás programas de la suite Adobe la suscripción asciende a +60 € mensuales.

Adobe InDesign

Affinity Publisher, la competencia directa y económica

Affinity publisher es la alternativa más económica y profesional a Adobe InDesign. Tal es así que reconocidos diseñadores gráficos se decantan por él antes que por el programa de Adobe.

¿Cuál es su ventaja? En realidad tiene varias. La principal es que no requiere suscripción.

Aunque es de pago, se abona una sola vez y cuesta menos de 40 €.

También tiene dos hermanos: Affinity Photo y Affinity Designer, la competencias a Photoshop y a Illustrator, respectivamente.

Serif, la empresa que lo produce y distribuye, viene pisando con fuerza en el ámbito del diseño en general y del diseño gráfico en particular.

¿Cuál es su desventaja? De momento, que no está tan extendido como Adobe InDesign y muchas personas lo desconocen.

No pensamos abandonar InDesign, pero sí sumar Affinity Publisher porque oímos maravillas de él de manera recurrente.

Affinity Publisher

Si te interesa ver una comparativa entre Adobe InDesign y Affinity Publisher lee este artículo.

QuarXPress, a pulso con InDesign

Aunque cada vez se usa menos, aún quedan diseñadores que lo emplean en sus proyectos. La gran desventaja es que la mayorías de las editoriales y empresas ya no lo utilizan para maquetar libros.

Es muy parecido a InDesign y su interfaz nos recuerda a este programa; cuenta con las mismas prestaciones que el programa de Adobe.

De hecho, QuarkXpress tiene capacidad para abrir archivos de InDesign; mientras que InDesign no puede hacer lo mismo. Así y todo, Adobe se ha impuesto.

QuarXPress empezó a perder la batalla en el campo de la maquetación de publicaciones cuando no apostó por Macintosh al final del siglo pasado.

En este artículo se explica de manera clara por qué PageMaker/InDesign le ganaron el mercado a QuarkXPress.

El pago de este programa es anual y parte de los casi 300 euros, por lo que cuesta la mitad que Adobe.

Tanto este software como InDesign cuentan con versiones educativas, que son más económicas que las estándares.

QuarXPress

Scribus, la alternativa gratuita

Scribus es la alternativa libre y gratuita a los demás programas mencionados para maquetar libros.

Se pueden hacer prácticamente las mismas cosas que con los demás softwares y hay libros muy bonitos compuestos con Scribus.

¿Te decantas por usar Scribus? Entonces en el blog de Javier Sam encuentras decenas de artículos en castellano sobre este programa.

Una pega para Scribus es que si el usuario está acostumbrado a InDesign tendrá que desaprenderlo o acabará tu-ru-rú… 😆

Un punto a favor, además de la gratuidad, es que existe una versión portable; por lo que puedes llevar el programa a cualquier lado en un pen-drive o un disco externo y usarlo en cualquier ordenador.

Scribus

Todas la aplicaciones están disponibles para sistemas operativos de Apple y Microsoft, y Scribus también para Linux.

Otros programas para maquetar libros

También encontramos otros programas no profesionales o no pensados para maquetar libros, pero que se emplean para ello.

Según la pericia de quien los use y las circunstancias pueden usarse para tal fin, aunque no será una maquetación profesional.

Entre ellos se encuentran:

  • Microsoft Word, que no es un programa para maquetar libros sino un procesador de textos. Así y todo, sirve para dar forma a libros sencillos como novelas.
  • Lucidpress es una aplicación de maquetación en línea para crear contenidos sin tener que instalarlo en el ordenador.
  • Canva, una aplicación para salir del paso con piezas sencillas.